Voz, Christina Dalcher

IMG_20181116_220358.jpg

Voz, una novela que en su portada anuncia que “el silencio puede ser ensordecedor“, es un libro que creo que hay que presentar como innovador y apasionante; Nos encontramos ante una distopía, si bien la propia autora lo define como un paso más allá del cuento de la criada de Atwood y, sin duda, lo es.

Estamos ante la historia de Jean McClellan, una científica neurolingüista afincada en Washington junto con su familia, y nos plantea la premisa inicial de que, en pocos años, ha habido una drástica extensión en Estados Unidos de un pensamiento religioso-político consistente en que hay que volver a los que ellos consideran los valores tradicionales. Por supuesto, esto conlleva una idea de la familia antigua e incongruentemente idealizada y de que las mujeres se queden en casa para llevar a cabo el papel de ama de casa perfecta. Además, da un paso más, ya que se coloca un dispositivo en el brazo a todas las mujeres y niñas que cuenta el número de palabras que pronuncian diariamente, teniendo el límite de cien si no quieren atenerse a las consecuencias.

Es interesante en este tipo de distopías, el análisis de cómo se podrían desarrollar los hechos en una sociedad como la nuestra hasta llegar a unos extremos como los que se nos plantean. De primeras, sin duda nos choca, pensamos que es una exageración y totalmente imposible, pero luego recordamos episodios como la llegada al poder del partido nazi y nos planteamos, ¿seguro que es imposible? ¿No hará falta sólo un pequeño germen como el que plantea la autora para llegar a medidas tan impredecibles como esas? ¿No escuchamos ya diariamente algunos de los argumentos que nos suenan como locos al leerlos en esta ficción?

Pues bien, sin duda creo que el libro de Christina Dalcher no dejará indiferente a nadie e incluso que causará cierta polémica entre sus lectores: habrá quién la acuse de extremista y de culpabilizar a los hombres, como a la feminista que tomaban por loca y radical en el relato, Jackie Juarez, y quien vea en la novela una prevención con mayúsculas a no dejarnos silenciar y, sobre todo, a utilizar nuestro voto para que nunca nos silencien.

newproject_1_original (2)

Tengo que reconocer que esta historia me ha enganchado desde el primer momento y la he devorado en apenas veinticuatro horas, por lo que no puedo más que quitarme el sobrero ante la narrativa rápida e intrigante de la autora. Decir que el libro me ha dejado con una sensación extraña, en primer lugar, siempre me viene a la mente si este tipo de distopías, si bien es cierto que nos alertan, pero si no estará dando demasiadas ideas a quien realmente podría estar a favor o podría dejarse convencer por los populismos radicales que se nos ofrecen de salvadores (ojo, tanto en lo político como en lo religioso). Sí, eso me asusta, que alguien lea el libro y realmente compre los argumentos del antes se vivía mejor, alguien tiene que cuidar la familia como hace cuarenta años, las verdaderas familias son de hombre y mujer, si salió de la costilla es inferior…. así de vigentes son los discursos y realistas sus persuasiones, que no he podido evitar leerlo con el sentimiento de angustia de pensar que alguien puede comprar el discurso que se viene a poner en evidencia.

Es curioso ver cómo se enfrenta cada personaje a esta nueva realidad, desde las que son silenciadas a los hombres que ven esta situación. Igualmente, cómo de influenciables son los niños y los adolescentes, pero también a las masas, cómo se puede entrar en su mente fácilmente o simplemente se pueden adaptar o no a lo que se les impone.

A pesar de que el libro en general me ha gustado, es verdad que respecto a los personajes hay algunas evoluciones que me parecen algo forzadas y no terminan de resultarme convincentes (¡No cuento nada más para no desvelaros ni un ápice!).

Igualmente, el final, después de tanta intriga y rabia a lo largo de sus algo más de trescientas palabras totales, me ha resultado un poco acelerado y he acabado con una sensación un poco contrariada al respecto. He notado algunas incoherencias y poca profundidad precisamente en éso, el desenlace, que en una distopía creo que es también fundamental, aunque no sé hasta qué punto puede deberse a la traducción.

Sin duda, me quedo con una de las frases que estructura y marca el libro y que, en mi opinión, es la clave de la evolución de cualquier sociedad, de Edmund Burke:

newproject_1_original (3)

En resumen, me ha resultado interesante la premisa y creo que da bastante para reflexionar, por lo que recomiendo leerlo (aunque mantener alejado de la gente voluble o con cierta simpatía a las dictaduras) y que luego nos comentéis qué os ha parecido y qué conclusiones sacáis.

A destacar:

Léelo si te apetece:

  • La premisa distópica.
  • La evolución del personaje principal.
  • El sentimiento de rabia y angustia que genera.
  • Una distopía que se inicia con discursos que ya podemos encontrar en la actualidad.
  • Reflexionar sobre hacia dónde nos llevan nuestras acciones individuales y colectivas.

CALIFICACIÓN: Libro – 7

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s